Share |
 
INICIO - CONTACTO - PSICOIDEAS - [RECURSOS] - EXPERIENCIA - SERVICIOS - CURSOS - ENLACES - PREGUNTAS


Nuevas tendencias en desarrollo humano y psicoterapia humanista:

Coaching de vida


En los últimos quince años en EU  ha venido surgiendo un nuevo modelo de trabajo en desarrollo humano, mezcla de psicoterapia y consejería así como de consultoría y desarrollo organizacional, en el que, basándose en una relación a largo plazo que puede ser, de manera individual o grupal, personal o a distancia, por teléfono, los clientes contratan a un coach, que generalmente es un especialista  en el área de las profesiones de ayuda, para  que los ayude a : visualizar la vida que desean empezar a vivir, identificar cual podría ser un propósito que dé sentido a su vida así como los obstáculos que podrían atravesarse en el camino,  diseñar un plan de acción para poder realmente superar esos obstáculos para empezar a vivirla y,  finalmente,  dar efectivamente los pasos en la dirección de lo que  desean.

Al trabajar  de esta forma, la relación con el cliente suele volverse un proceso a largo plazo, en el que el terapeuta, convertido en coach de vida, ayuda al cliente, primero, a identificar sus necesidades y valores, a revisar  la forma como ha vivido hasta el momento a la luz de éstos y, a decidir qué tendrá que empezar a dejar fuera de sus vidas para comenzar a vivir mas de acuerdo a ellos. Esta exploración puede realizarse en una o varias  conversaciones con el terapeuta-coach y/o con la ayuda de algunos instrumentos de medición construidos expresamente para esto.

Una vez que se ayuda al cliente a identificar qué cosas necesita sacar de su vida para poder empezar a dar cabida a lo que realmente quiere tener y se identifican los obstáculos que podrían surgir, se procura ir estableciendo compromisos con el cliente para ir dando efectivamente los pasos en la dirección que desea. Es especialmente importante en estos enfoques que los clientes tengan bien claro como será la vida que quieren empezar a vivir, ayudarlos a crearse una imagen bastante nítida de ella y poder ir avanzando, apoyados en una relación que muy probablemente resulte de larga duración. Al trabajar de este modo, el trabajo se centra en las acciones que el cliente ira tomando durante su proceso de evolución y en el aprendizaje que ocurre a partir de la exploración que se realiza de sus resultados en las conversaciones cliente-coach. De este modo, el coaching se orienta necesariamente hacia el futuro y lo que los clientes quieren tener  en sus vidas.

Además, cuando se hace este trabajo se procura mantener un contacto  mas cercano con los clientes combinando las sesiones de trabajo con el intercambio de correos electrónicos, faxes o llamadas telefónicas,  como una manera de dar mas apoyo a los cambios que van dando  y  ayudándoles así también a mantener el foco de su conducta en sus metas preferidas. Para esto, además, pueden  estructurarse algunas situaciones que los mantengan en la dirección deseada, como pueden ser: la realización de tareas, el pedirles que lleven un diario de avances hacia lo que desean empezar a tener en sus vidas o el valerse de símbolos o mensajes que le sirvan de recordatorio de lo que desean alcanzar, entre otras cosas. De este modo, se procura darles a las personas un reconocimiento por los pequeños y grandes  pasos que van dando en  dirección de la vida que quieren empezar a vivir.  

Así, en este trabajo de desarrollo humano se busca ayudar a las personas a liberar sus talentos y se colabora con los clientes para generar sus propias respuestas   y no necesariamente buscar soluciones fuera de ellos mismos. Se pretende fortalecer a las personas para inventar algo nuevo  que funcione para ellos. Así, el terapeuta, en su función de coach, apoya a su cliente generando conversaciones en donde, a partir de preguntas poderosas, vayan surgiendo posibilidades de nuevas visiones tanto en lo concerniente a la imagen del futuro que quisieran empezar a tener como en la diferentes maneras como este puede llegar a alcanzarse.

El trabajo que se realiza desde el modelo de  coaching puede mirarse como un paso adelante en la evolución de la psicoterapia tradicional. Aun cuando consideramos poco probable que esta llegue a desaparecer algún día, ya que siempre habrá personas que, dado el nivel de su problemática requerirán de sus servicios, si pensamos que el coaching de vida puede ser una alternativa para aquellos individuos con problemáticas menos complejas y cuya expectativa sea lograr un mayor nivel de satisfacción y crecimiento personal y/o profesional.

Algunas de las características que diferencian al coaching de vida de la psicoterapia tradicional son:

1) Que en coaching se enfoca hacia el futuro, los sueños, las metas, se busca crear una visión de la vida que quieren llegar a tener que resulte satisfactoria, se investiga el ¿Cómo?  y se asume que el cliente es capaz de llegar a tener una vida plena. En la psicoterapia tradicional se enfoca hacia el pasado, se busca aliviar el dolor, los síntomas, se investiga  el ¿Por qué?, el paciente busca dejar de sufrir  y se asume que el paciente tiene problemas que necesitan resolverse.

2) Que el coaching es un modelo de desarrollo/educacional, se basa en transiciones en la vida, logros de metas y/o crecimiento personal. Además, tiene un paradigma de posibilidades.  En la psicoterapia tradicional se sigue un modelo medico, se basa en diagnósticos y enfermedades. Tiene un paradigma de patología.

3) El coach es un co-creador junto con el cliente del trabajo que realizan en sociedad, en el que ninguno se considera más experto que el otro; sino más bien que tienen diferentes experteces. En psicoterapia tradicional, el terapeuta se considera el experto, el que sabe mas y dirige la terapia.

4) En coaching, la orientación es hacia los resultados, las acciones; lo que ocurre en el mundo interno y externo del individuo. En psicoterapia tradicional, la orientación es hacia el proceso, los sentimientos y el mundo interno de las personas.

5) El coach es responsable del proceso; el cliente de los resultados. En psicoterapia, el terapeuta es responsable del proceso, la dirección y los resultados.

6) En coaching, se permite que el coach pueda hablar de si mismo ya que se considera que puede ayudar al aprendizaje del cliente. Además, se avanza en el trabajo a través de las acciones, los talentos, los recursos y los  insights que se obtienen mediante las acciones En psicoterapia al terapeuta se le permite muy poco o nada hablar de si mismo. Además, se avanza en el trabajo mediante la comprensión del origen de los problemas, la catarsis y la curación de las heridas.
Muchos terapeutas en diferentes lugares del mundo están haciendo su transición de terapeutas a coaches de vida. Han encontrado estas nuevas practicas mas satisfactorias ya que, en su función de coach su trabajo consiste en ayudar a las personas a mantenerse enfocadas, conectadas a sus metas deseadas y viviendo su vida con un propósito.

De un tiempo para acá el trabajo que he realizado en mi practica clínica ha venido tomando cada vez mayores matices de coaching y en la mayoría de los casos, he encontrado que el enfocar a las personas al futuro que anhelan y el ayudarlos a encontrar un sentido y un propósito a sus vidas enriquece el nivel de satisfacción que llegan a alcanzar ya que, no se trabaja únicamente para dejar de experimentar ciertas cosas desagradables o dolorosas, sino más bien para alcanzar la vida que  realmente desean vivir. Tal vez haya ocasiones en que una cosa implique la otra. Sin embargo, resulta más factible que esto ultimo pase si se abre como una expectativa del trabajo de ayuda de manera clara y precisa.

Referencias Bibliograficas:

Ellis D. & Lankowitz S. (1995) “Human Being: A Manual for Happiness, Health, Love and Wealth” Edit. Library of Congress Catalog 
Leonard J. Thomas (1998) “The Portable Coach: 28 Surefire Strategies for Business and Personal Succes” Edit Library of Congress Cataloging-in-Publication-Data
Miedaner T. (2002) “Coaching para el Exito” Edit. Urano
Naughton J. (2002) “The Coaching Boom” in Psychotherapy Networker Vol. 26 No.4
Williams P. & Davis D. (2002) “Therapist as Life Coach: Transforming your Practice” Edit. W.W Norton & Company  New York.  London
Whitworth L. , Kimsey-House H., Sandal P (1998). “Co-Active Coaching:New Skills for Coaching People Toward Success in Work and Life” Edit. Davies-Black Publishing