Share |
 
INICIO - CONTACTO - PSICOIDEAS - [RECURSOS] - EXPERIENCIA - SERVICIOS - CURSOS - ENLACES - PREGUNTAS


Manejo de la Depresión desde un Enfoque Sistémico Orientado a los Cambios

La depresión es una condición que afecta en menor o mayor escala a  un alto porcentaje de la población en algún momento en sus vidas. La depresión puede entenderse de muchas maneras, pero básicamente se caracteriza por una perdida de la alegría de vivir, falta de energía para realizar las actividades cotidianas, sentimientos frecuentes de frustración, poca valía personal y desesperanza, pensamientos catastróficos y pesimistas, desordenes del sueño y la alimentación, entre otras cosas.

Durante mucho tiempo se miraba como un problema exclusivamente del individuo, sin tomar en cuenta los contextos y grupos sociales en que este se encuentra inmerso y con los que guarda una estrecha y muchas veces complicada relación. Sin dejar de lado los aspectos biológicos y fisiológicos que acompañan a este desorden afectivo, queremos presentar una visión sistémica, que no solo abarca estos aspectos y su interacción con los procesos de pensamiento y la conducta, sino que también considera la depresión como algo que las personas hacen en relación con otras a su alrededor de una manera mas o menos cíclica, siguiendo una cierta pauta enmarcada dentro de determinados contextos socioculturales e historias construidas en ellos.

En el trabajo psicoterapéutico desde una visión sistémica puede ser que se trabaje tratando de cambiar, sea la manera de actuar alrededor del problema (la depresión)  o la manera de ver el problema (la depresión) y las historias que se cuentan acerca del mismo. Se puede trabajar en sesiones con un solo individuo, aunque se mantiene presente y se explora la red de relaciones e historias  en que se mueve la persona.

Cuando se interviene terapéuticamente tratando de cambiar la manera de actuar alrededor del problema, se investiga que hace quien con quien en las ocasiones en que  la depresión se hace más o menos un problema para el paciente. De este modo se busca tener un mapa de las interacciones sociales que contribuyen tanto a las reacciones depresivas del individuo como a las respuestas que lo alejan de la depresión. Se busca identificar la pauta de interacción que rodea a la aparición de la depresión para así planear alguna intervención que ayude a interrumpir esa pauta.

 Por otro lado, también se mantiene presente el cuadro mas amplio, los sistemas socioculturales y la manera como las expectativas y creencias de estos contextos tienden a subyugar las vidas de las personas tendiendo a moldearlas dentro de un estereotipo social ideal que, cuando no puede ser alcanzado, contribuye  a que la persona se sienta deprimida.

Cuando se interviene terapéuticamente desde la visión del problema se explora la manera como las personas construyen su  depresión, que hacen, de que hablan, con quien ,en quien piensan y como piensan. Se busca detectar el impacto de estos aspectos en la aparición e intensidad de la depresión. 

En este enfoque se trabaja con especial atención en las historias que el paciente trae acerca de su depresión, se explora qué cree la persona que tendría que pasar para que empezara a dejar de tener este problema (teoría del cambio del paciente), por qué se siente como se siente en su versión, quienes mas comparten con él o ella esta idea, cómo es que la comparten,  quienes no la compartirían, cómo es que tendrían un versión distinta, entre otras cosas. También puede explorarse el impacto de la depresión en la vida del paciente, de qué manera está afectando su vida, cómo lo limita, qué esta dejando de vivir debido a la depresión Mas importante aún, es investigar el impacto del paciente en la depresión, qué hace cuando ésta no consigue limitarlo, cuando se da con menos intensidad o de plano no se da.

A partir de estas investigaciones en la conversación terapéutica empiezan a construirse nuevas historias que ayudan a liberar a la persona del problema, a verlo de manera distinta, a construir una identidad diferente, libre del problema y, por consiguiente, a empezar a comportarse mas de acuerdo con esta nueva concepción de si mismo.