Share |
 
INICIO - CONTACTO - PSICOIDEAS - [RECURSOS] - EXPERIENCIA - SERVICIOS - CURSOS - ENLACES - PREGUNTAS


¿Qué hacen distinto las personas más resistentes al estrés?

El estrés es un estado físico y mental causado por una amenaza percibida de peligro (físico o emocional) y la presión para eliminarla. Cualquier demanda que se le exija a una persona le generara cierto grado de estrés.

 Cuando las demandas son percibidas como demasiado grandes o el individuo siente que no cuenta con los medios para enfrentarlas, se produce un “estrés negativo” o distrés. Cuando sentimos que podemos afrontar las demandas y que el hacerlo incluso nos ayudara a mejorar y crecer como personas, entonces estamos ante una situación de “estrés positivo”.

 Además, hay ocasiones en que el estrés es “agudo”, cuando se percibe poco pero muy intenso, y ocasiones en que el estrés se siente leve pero durante mucho tiempo. A este se le llama “crónico”.

El estrés es un asesino silencioso que es capaz de producir graves daños físicos y emocionales en las personas que no han aprendido a manejarlo adecuadamente.

Numerosas enfermedades del corazón, digestivas, neurosis, además de otros trastornos mentales pueden ser muchas veces el resultado de vivir una vida estresada sin contar con los medios adecuados para enfrentarla.

Las personas que consiguen resistir y manejar mejor el estrés reaccionan de manera diferente a las personas que son mas vulnerables ante él. Miran al mundo y a sí mismas de distinto modo.

Se caracterizan porque se sienten mas comprometidas con lo que están haciendo. Tienen una visión de lo que quieren lograr con su vida y esto, las apasiona y les ayuda a plantearse metas que le dan sentido y dirección a su vida y a las decisiones que toman. Sus acciones corresponden, con sus valores. Son congruentes.

Cuando la vida les plantea demandas que parecen demasiado grandes, casi insuperables,  el recordar que tienen una razón para hacer lo que hacen, (un sentido), es lo que los ayuda a reaccionar mejor al estrés, a seguir perseverando en alcanzar lo que sea que busquen y a tomar mejores decisiones sobre como podrían lograrlo.

El altruismo y la compasión hacia los demás, el deseo desinteresado de ayudar, el tratar de ser un modelo para los otros, son actitudes que pueden llenar de sentido la vida hasta el momento de la muerte.

Por otro lado, las personas mas resistentes al estrés miran las situaciones difíciles y las adversidades que les toca vivir mas como retos de los que esperan aprender. No como calamidades que los derrotarán y de las que saldrán lastimados.

A veces el miedo a cambiar, a salirnos de nuestra zona de confort en la que hacemos cosas que ya conocemos y en la que, en cierta manera, hemos aprendido a tolerar de algún modo, nos lleva muchas veces a quedarnos en trabajos que ya no nos gustan, en

Nos sentimos demasiado temerosos e inseguros para explorar nuevos caminos y, entonces, preferimos resignarnos a vivir infelices. Sin embargo, el tratar de cambiar, el seguir un sueño, aunque nadie pueda garantizarnos que lo alcanzaremos, nos da muchas mas oportunidades de llegar a él que si simplemente nos acomodamos en ese espacio

Cuando vivimos la vida como un reto, la miramos también con optimismo y vemos los obstáculos y adversidades como problemas a los que hay que buscarles una solución. Los retos se enfrentan de una manera flexible y creativa y se busca obtener aprendizajes de cada paso que damos hacia su solución.

Por ultimo, las personas mas resistentes al estrés también son personas que se perciben como mas capaces, con mas control sobre las situaciones. Así, reconocen sus propios conocimientos y habilidades de solución y dedican mas tiempo y energía a dominar las situaciones que les están causando problema.

Para esto, reconocen lo que está a su alcance controlar de lo que no. Toman responsabilidad de la manera como pueden contribuir a que sea mas probable que ocurra el resultado por ella esperado. Dan el primer paso, no se quedan esperando a que alguien mas lo de o que de casualidad ocurra algo para que ellos comiencen a moverse.

Generalmente, cuando somos nosotros los que cambiamos primero nuestro comportamiento, creamos un ambiente que invita a que los demás también empiecen a

Además, cuando el reto o meta que enfrentan parece demasiado grande o complejo, suelen dividirlo en pequeños pasos o etapas buscando aprender de los resultados de intentos de solución que se dé para cada uno. Viven cada nuevo intento de superar el reto como un experimento y dejan que los resultados guíen sus siguientes pasos.