Share |
 
INICIO - CONTACTO - [PSICOIDEAS] - RECURSOS - EXPERIENCIA - SERVICIOS - CURSOS - ENLACES - PREGUNTAS



Bolet�n con informaci�n Mensual sobre la Pratica, el Coaching de Vida
y la Construccion de una Practica Privada


Sube tu juego

Boletin # 96
Una de las cosas que los practicantes de algún deporte (tenis, futbol, etc.) hacen para mejorar sus habilidades deportivas es jugar con otros deportistas que sean mejores que ellos. Cuando tienen como compañeros o como contrincantes a jugadores superiores, suelen verse contagiados y mejorar,  “suben su juego”. El reto que les impone jugar a un nivel más alto, no es fácil, los lleva a esforzarse, a salir de su zona de confort para estar a la altura de la situación. Es un trabajo extra, les demanda nuevas exigencias y aprendizajes, pero a cambio de eso terminan mucho más diestros que como empezaron. El difícil reto que asumieron los hizo crecer.
En otros aspectos de la vida también es bueno rodearnos de gente que veamos que va más adelante que nosotros, de la que podamos aprender y cuyo trato pueda ofrecernos retos positivos que nos hagan crecer. Gente que nos haga “subir nuestro juego”. 
Las actitudes, maneras de pensar y de comportarse suelen ser muy contagiosas. Así,  que cuando nos rodeamos de personas optimistas, con muchas ganas de triunfar, dispuestas a tomar riesgos para ir detrás de las metas que se han puesto, al rato nos descubriremos también atreviéndonos a intentar cosas nuevas, teniendo sueños y haciendo lo necesario para alcanzarlos. Su influencia en nuestra vida nos hace mejorar. Nos jalan hacia arriba.
Desgraciadamente, lo contrario también es cierto. Cuando por la razón que sea: baja autoestima de nuestra parte, miedo al rechazo, comodidad, etc. decidimos rodearnos de gente que va atrás, tal vez muy atrás de nosotros. Gente con bajas aspiraciones, con expectativas pesimistas de la vida, con miedo a luchar por alcanzar algo mejor por temor a no lograrlo, también nos veremos influidos. Muy probablemente bajaremos nuestras expectativas y aspiraciones, aumentaremos nuestras dudas y temores y estaríamos en alto riesgo de  terminar acomodados en un nivel conformista e inferior. Muy por debajo de nuestra capacidad y plenitud como seres humanos.
La gente de la que nos rodeamos, las personas con las que convivimos en nuestro día a día, constituyen una importantísima influencia en nuestra manera de pensar, sentir y actuar. Vale la pena entonces, reflexionar y checar si nuestro entorno social actual nos invita a crecer, superarnos, a “subir nuestro juego” o si por el contrario, nos está atorando o, peor aún, jalando hacia abajo. 
Entonces, si lo que quieres es prosperar y alcanzar tus sueños procura rodearte de gente que ya está viviendo como tú quieres… ¡Sube tu juego!

E-Mail:
Suscripcion Desuscripcion
E-Mail: