Share |
 
INICIO - CONTACTO - [PSICOIDEAS] - RECURSOS - EXPERIENCIA - SERVICIOS - CURSOS - ENLACES - PREGUNTAS



Bolet�n con informaci�n Mensual sobre la Pratica, el Coaching de Vida
y la Construccion de una Practica Privada


¿Que nos motiva a actuar?

Boletin # 66
Uno de los mayores  problemas que enfrentamos una vez que sabemos qué es lo queremos, es cómo realmente comprometernos a hacer lo necesario para poder alcanzarlo. 
Básicamente las personas hacemos lo que hacemos motivados por dos cosas:
1. Para evitar algo doloroso 
2. Para obtener algo placentero
Cualquier otro motivo que pudiéramos pensar finalmente se resume a alguno de estos dos.  De hecho, la evitación del dolor suele ser, la mayoría de las veces, aún más fuerte que la búsqueda de placer. Esto es así porque se deriva de un instinto muy básico que es el de supervivencia. 
Así, cuando nos encontramos en situaciones en que observamos que nosotros mismos o alguien más nos fijamos metas u objetivos a alcanzar, objetivos aparentemente atractivos para nosotros o para la persona que dice querer lograrlos, y que después de un tiempo, generalmente no muy largo, abandonamos sin llegar a completar, hay que preguntarnos ¿Qué está pasando con la motivación? ¿Está siendo más fuerte la anticipación de algo doloroso en el proceso de conseguirla que lo placentero que creemos nos traerá?
De hecho, hay que distinguir que para poder alcanzar una meta es necesario, no sólo tener la motivación adecuada para empezar a dar los pasos en esa dirección sino también estructurar un contexto motivacional que nos ayude a mantenernos enfocados, perseverando en la consecución de lo que queremos.
Para despertar la motivación hacia iniciar cualquier cambio que deseemos en nuestra vida, podemos hacernos algunas de las siguientes preguntas que nos ayudarán a tomar conciencia de qué tan importante, urgente o deseable realmente nos resultaría lograr el cambio que buscamos.
Preguntas desde la evitación del dolor:
a) Imagina que dejaras pasar más tiempo y la situación que actualmente estas considerando cambiar, la pospusieras una vez más ¿Cómo sería tu vida si todo siguiera igual dentro de un año?¿Dentro de dos?¿Diez años más de la misma manera?
b) ¿Cómo crees que la permanencia de esta situación problemática podría  impactar tu vida?¿La de tu familia?¿La de alguna persona importante para ti?
c) Si permitieras que el tiempo simplemente siguiera pasando de la misma manera y un día, después de muchos años, te miraras al espejo y descubrieras que ya te has hecho viejo y que las probabilidades de obtener lo que desde hace tiempo añorabas, son en esta etapa en la vida mucho más limitadas ¿Cómo te sentirías al respecto? ¿Qué lamentarías no haber hecho? ¿Qué oportunidades habrías dejado pasar? ¿Qué te dolería no haber vivido?
Preguntas desde la búsqueda de placer:
a) Cuando  consigas el cambio que deseas ¿Qué otras cosas buenas vas a tener en tu vida?
b) ¿Cómo crees que tu cambio va a impactar positivamente en tu familia?¿En tus amigos? ¿En alguna otra persona importante para ti?
c) Imagina que ha pasado ya mucho tiempo y el final de tu vida está próximo, ¿Qué tan satisfecho estarás con tu vida mirando atrás y contemplando el cambio que en su momento hiciste?
La mayoría de las personas suele manejar mejor su motivación para iniciar las acciones hacia lo que desea que para mantenerlas hacia obtener lo deseado.
Por eso es importante, no sólo saber cómo iniciar un cambio sino cómo mantenernos enfocados dando los pasos hasta efectivamente lograrlo.
Algunas estrategias que pueden ayudarnos en ese sentido son: 
1) Visualizar cómo será nuestra vida una vez que el cambio haya sido logrado. Cuando tengamos una imagen más o menos clara de cómo nos veremos y las cosas que haremos, dibujar o recortar alguna imagen que represente esa visión y pegarla en algún corcho que podamos tener enfrente. De modo, que cada día podamos mirar y recordar cuál es el resultado que buscamos y perseverar enfocados en conseguirlo.
2) Rodearnos de gente positiva que crea en nuestra capacidad y deseo de cambio y nos refuerce y estimule a seguir avanzando a pesar de los altibajos que el camino hacia lograrlo pueda presentarnos.
3) Leer y escuchar historias de gente que ya ha logrado lo que nosotros ahora estamos buscando. Cuando entramos en contacto con este tipo de historias, no sólo obtenemos esperanza de que sí puede lograrse sino una gran cantidad de ideas acerca de cómo lograrlo. El éxito deja huellas. Es más fácil seguir los pasos de los que ya han transitado exitosamente por este camino. 
4) Actuar como si el cambio ya lo hubiéramos logrado. Cuando empezamos a actuar de esta manera empezamos a recibir anticipadamente los beneficios que el meter este cambio nos traerá. Recibiremos  muchas de las recompensas que buscamos y experimentaremos el impacto positivo en nuestro estado anímico de conseguirlo.
La motivación es la catapulta que impulsa nuestra conducta en una dirección u otra. Aprender a controlarla, aprender a auto motivarnos sabiendo qué y cómo hacer para encauzarnos y permanecer en la búsqueda de nuestros objetivos es crucial para la consecución de nuestras metas. 

E-Mail:
Suscripcion Desuscripcion
E-Mail: