Share |
 
INICIO - CONTACTO - [PSICOIDEAS] - RECURSOS - EXPERIENCIA - SERVICIOS - CURSOS - ENLACES - PREGUNTAS



Bolet�n con informaci�n Mensual sobre la Pratica, el Coaching de Vida
y la Construccion de una Practica Privada


¿Qué resultados quieres en tu vida?

Boletin # 64
Muchas veces nos quejamos de que no estamos contentos con nuestro trabajo, nuestra relación o cualquier otro aspecto de nuestras vidas. Decimos que hemos hecho “todo” para cambiar las cosas, pero nada parece haber funcionado. 
Y, es que al momento de cambiar, de hacer cosas diferentes para empezar a vivir como realmente queremos, nos equivocamos a veces desde el primer paso. Olvidamos primero tener claro qué resultado queremos obtener con la acción que estamos tomando. 
Actuamos muchas veces sin claridad, sin foco. Disparamos, sin apuntar. Simplemente disparamos en la esperanza de que con ese tiro cacemos la presa que deseamos. Pero no sabemos cuál es ésta, ni dónde se puede encontrar. Así, sería casi un milagro que nuestras acciones nos llevaran a los resultados que buscamos ya que  no sabemos qué es eso que estamos buscando.
Antes de realizar alguna acción importante para cambiar algún aspecto que no nos gusta en nuestras vidas conviene entonces preguntarnos ¿Qué resultados queremos obtener con ella? Clarificar qué esperamos que resulte a partir de lo que estamos haciendo.
Con esta perspectiva, teniendo un objetivo claro que dirija lo que hacemos, cualquier decisión que tomemos, cualquier acción que realicemos, será evaluada en función del resultado que esperamos obtener. Así, si lo que obtenemos, no es lo que esperamos, simplemente corregimos, metemos cambios en nuestras acciones y volvemos a observar los resultados. Nada más. No nos consideramos “un fracaso” por equivocarnos. No nos auto flagelamos, ni perdemos autoestima si una acción no nos llevó a los resultados que queríamos.
Si el chofer de un carro estuviera buscando una determinada dirección y se metiera varias veces en calles equivocadas ¿Debería considerarse un fracasado por eso?¿Deprimirse?¿Tener miedo de volver a intentarlo?¿Decirse a sí mismo que es un estúpido?¿Pensar que nunca podrá llegar a donde quiere? Noooo! Solo tendría que reorientarse, reconocer donde está, localizar a dónde quiere ir, trazar una ruta que lo lleve desde donde está hasta dónde quiere llegar e ir moviéndose de acuerdo a lo planeado evaluando si está acercándose efectivamente a su objetivo. Es todo.
Con los resultados bien claros, lo que sigue es actuar con decisión teniendo en mente que es muy probable que una o muchas de nuestras acciones no nos lleven a los resultados deseados, en un principio. Eso es normal. Nadie puede todo el tiempo, a la primera,  tener éxito en lo que intenta lograr. Muchas veces tendremos que tener varios intentos fallidos, de los que sacaremos aprendizaje, antes de lograr los resultados que deseamos. Lo que llamamos fracaso, es solo una etapa en el proceso de alcanzar el éxito. Es un intento que no funcionó. Sin embargo, si permanecemos claros en nuestros objetivos, lo que resta es aprender de lo que hicimos e intentar otra cosa. Así, seguiremos haciendo cosas distintas hasta obtener lo que deseamos.
Algo que puede facilitarnos las cosas es encontrar a alguna persona que ya haya logrado con éxito lo que nosotros estamos aún luchando por alcanzar y seguir sus pasos. El éxito deja huellas. Podemos comprimir así el aprendizaje de años, de décadas en días o semanas siguiendo los pasos de los que ya han llegado a donde nosotros queremos. Estudiando qué y cómo lo hicieron. Si, nuestro modelo a seguir puede además, ser nuestro coach y-o mentor, nuestro camino hacia el éxito estará aún más allanado.

E-Mail:
Suscripcion Desuscripcion
E-Mail: