Share |
 
INICIO - CONTACTO - [PSICOIDEAS] - RECURSOS - EXPERIENCIA - SERVICIOS - CURSOS - ENLACES - PREGUNTAS



Bolet�n con informaci�n Mensual sobre la Pratica, el Coaching de Vida
y la Construccion de una Practica Privada


Una actitud positiva ante las crisis

Boletin # 49
En  épocas de crisis como la que actualmente atravesamos, los problemas económicos suelen impactar mucho más allá de los bolsillos y patrimonio de las personas. La incertidumbre y el estrés que la pérdida del trabajo o disminución de los ingresos puede ocasionar, a su vez puede tener un efecto muy fuerte no sólo en la salud mental sino en la física, como consecuencia. Es por esto que en estas circunstancias se vuelve especialmente importante aprender a cuidar de nosotros mismos no solo a nivel físico sino emocional.
 Es cierto que existen circunstancias afuera, en nuestro entorno, que tal vez estén fuera de nuestro alcance de influencia. Factores que llevan y traen las subidas y bajadas de la economía. Sin embargo, a pesar de esto, existen cuestiones mucho más importantes para nuestro bienestar físico y emocional que si están bajo nuestro control. Lo que pensamos, las cosas que nos decimos a nosotros mismos, es algo que mucho depende de nosotros mismos. Podemos decirnos cosas negativas, que nos lastimen y nos hagan sentirnos tristes, o positivas, que levanten nuestro ánimo y nos tranquilicen. Nuestras emociones, en gran medida son el producto de la interpretación que le damos a los eventos que día a día ocurren en nuestra vida.  La manera como miramos la vida, la actitud con la que nos enfrentamos a las adversidades, puede hacer la diferencia entre sucumbir ante ellas o superarlas saliendo incluso fortalecido.
La gente que ha aprendido a mirar la vida con esperanza y optimismo suele tener más éxito a la hora de enfrentar problemas y lograr lo que desea. Su tendencia “a esperar lo mejor”, “a creer que se puede” muchas veces se vuelve la profecía que se cumple. Siguen intentando superar los obstáculos y alcanzar sus metas porque están convencidos de que las lograran. No saben bien cómo o cuándo, pero están seguros de que va a pasar.
La actitud positiva es una fortaleza que puede hacernos resistentes a los golpes de la vida. ¿Cómo podemos entonces construirla y cultivarla?
• Interpretando las adversidades que nos ocurren como pasajeras, afectando solo algunos aspectos de nuestra vida y ocasionadas por circunstancias ajenas a nosotros mismos.
• Rodeándonos de gente optimista y positiva que nutra nuestras conversaciones y les de tintes de esperanza
• Procurando mantenernos en contacto cotidiano con las cosas y actividades que nos gustan y disfrutamos realizar
• Prestando atención a las cosas buenas que están en nuestra vida, agradeciendo lo que sí tenemos y no trabarnos en lo que nos falta o ya se ha ido
•  Alimentando nuestros pensamientos positivos leyendo libros y artículos que inviten a la esperanza y el optimismo
• Mirando el lado bueno que cualquier evento  puede tener y concentrándonos en él
• Poniendo los problemas en perspectiva y viviendo con un sentido de trascendencia
• Sacando aprendizaje de cualquier experiencia, incluso de las desafortunadas
El optimismo, hoy sabemos, es una fortaleza humana que se hace más que se nace con él. Aprender a desarrollarlo y cultivarlo es una importante tarea para el cuidado de nuestra salud mental.
E-Mail:
Suscripcion Desuscripcion
E-Mail: