Share |
 
INICIO - CONTACTO - [PSICOIDEAS] - RECURSOS - EXPERIENCIA - SERVICIOS - CURSOS - ENLACES - PREGUNTAS



Bolet�n con informaci�n Mensual sobre la Pratica, el Coaching de Vida
y la Construccion de una Practica Privada


Por que es importante que las personas tengamos una red social

Boletin # 4
Ø El contacto con otras personas es una necesidad básica en el ser humano. Sin embargo, también puede ser una experiencia muy difícil y temida para muchos de nosotros.

Ø Sentimos la necesidad de acercarnos a alguien mas, de tener cerca otras personas que compartan nuestros intereses, nuestras dudas, nuestras alegrías y nuestras tristezas, pero el temor al rechazo, a descubrir que las otras personas no son lo que nosotros esperábamos, muchas veces nos de tiene. Privándonos así de experimentar nuevas experiencias, de encontrar algo nuevo en y con la otra persona, de construir juntos historias que refuercen nuestra identidad preferida.

Ø Es curioso, muchos problemas que antes se concebían como “exclusivamente producto de desordenes de la psique individual”, se miran ahora como mucho mas el resultado de las ideas e historias que hemos construido sobre nosotros mismos, la gente a nuestro alrededor y-o algún evento en nuestra vida. Esto nos limita para vivir una vida más plena.

Ø Los terapeutas apenas hemos empezado a darnos cuenta de la importancia del manejo del lenguaje en la terapia, la construcción de significados y el establecimiento y-o fortalecimiento de grupos sociales que ayuden, refuercen y potencialicen los cambios en las identidades e historias problemáticas que las personas que nos consultan quieren lograr.

Ø Ayudar a nuestros clientes a atreverse a correr el riesgo de la intimidad, de establecer relaciones verdaderamente significativas que refuercen la identidad preferida que quieren tener y sea nuna fuente de apoyo es muchas veces parte de lo que se requiere para que el trabajo terapéutico que hemos realizado con una persona, no solo permanezca sino continué desarrollándose fuera del consultorio.

Ø Pareciera que en ocasiones olvidáramos  que las conversaciones, la verdadera mente terapéutica, son las que nos abren nuevas posibilidades y visiones de las experiencias que por el momento miramos como dolorosas o problemáticas. Y para eso, necesitamos grupo. Comunidad. Alguien más con quien hablar.

Ø Sin embargo, es importante prestar atención con quien. Para ello puede ser útil preguntarse ¿Quién podría ser una persona con la que después de conversar descubro cosas buenas de mí mismo? ¿Quién es alguien que comparte conmigo mi versión preferida de identidad? ¿Con quien, cuando hablo siento que puedo hallar nuevas opciones a lo que creía sin mas?

Ø A su vez tener pendiente quienes pueden ser gentes que no solo no nos ayudan a construir nuestras identidades preferidas sino que incluso, tienen versiones negativas de nosotros mismos que nos lastiman. O, también, que su visión cerrada y pesimista de las cosas nos invita a mirar los problemas que les conversamos como “sin solución”.

Ø Pensar en las relaciones alrededor de nosotros mismos y de la gente con la que trabajamos como una especie de “club de identidad” y escoger quien queremos que pertenezca a ese club porque encontramos que refuerza el concepto que queremos tener de nosotros mismos, puede ser algo importante a considerar al momento de lanzarnos a la emocionante aventura de relacionarnos con alguien mas.
E-Mail:
Suscripcion Desuscripcion
E-Mail: