Share |
 
INICIO - CONTACTO - [PSICOIDEAS] - RECURSOS - EXPERIENCIA - SERVICIOS - CURSOS - ENLACES - PREGUNTAS



Bolet�n con informaci�n Mensual sobre la Pratica, el Coaching de Vida
y la Construccion de una Practica Privada


La historia del Elefante

Boletin # 14
(Gracias Malena por contármela)

No cabe duda de que las personas muchas veces nos enfocamos mas hacia lo que esta pasando dentro de nosotros, lo que pensamos, lo que sentimos, nuestras creencias, que a lo que acontece afuera, en nuestro entorno. Interpretamos la vida a través de nuestras historias y  le imponemos de este modo una gran cantidad de limitaciones.

Apropósito de esto, me viene a la mente uno de los hermosos cuentos que incluye Jorge Bucay en su libro “Recuentos para Damián: los cuentos que contaba mi analista”, me refiero a la historia del elefante.

En esta historia, el autor narra que de niño le encantaba ir al circo y que de éste una de las cosas quemas le gustaban eran los elefantes. Sin embargo, algo que durante mucho tiempo lo intrigó era averiguar por qué estas enormes bestias permanecían encadenadas a una minúscula estaca clavada en el piso después de que terminaba su actuación.

No entendía por que con su tremenda fuerza y tamaño, no simplemente arrancaban el pequeño obstáculo y huían libres. Así, tratando de disipar su duda, hizo este cuestionamiento a varias personas mayores: sus padres, sus maestros. Algunos le dijeron que creían que era “porque estaba amaestrado para eso”. Sin embargo, el autor confiesa que esta respuesta no le fue del todo satisfactoria, ya que pensó que “si fuera por eso, entonces para qué lo encadenaban”. La verdad es que ninguna respuesta lo convenció en ese momento.

Al paso de los años finalmente pudo resolver por si mismo este misterio. Los enormes elefantes permanecen encadenados a las estacas porque desde recién nacidos, cuando aun no tenían la fuerza suficiente para vencerlas, los ataban a ellas. Infinidad de veces en ese momento, siendo pequeñitos, intentaron liberarse sin éxito y ahora, muchos años después, convertidos en adultos fuertes y poderosos, ya no lo intentan. Han perdido la esperanza.

Creen que, una vez más, no podrán. ¿Para que volver a intentarlo? No funcionara. Creen que han intentado ya hacer de todo: jalaron la cadena, patearon la estaca, la empujaron todo lo que le permitieron sus fuerzas. Finalmente, un fatídico día, se resignaron a su impotencia. Aceptaron su destino.

Dejaron de luchar. Así, no se liberan de sus ataduras porque creen que AHORA, tampoco podrán. Grabaron en su mente y su corazón el sentimiento de impotencia que desarrollaron en su infancia. Y además, nunca más se atrevieron a cuestionarlo. No reevaluaron la situación actual, identificaron cambios en ella y confrontaron la realidad EN ELPRESENTE. No probaron nuevamente su FUERZA EN EL PRESENTE.

Muchas veces los seres humanos hacemos lo mismo, vivimos encadenados a minúsculas estacas de las que ANTES no podíamos liberarnos, pero AHORA si podemos arrancar. No podremos saber si AHORA seremos capaces a menos que volvamos a intentarlo. Las personas que logran sus objetivos, que hacen realidad sus sueños, no son siempre los más inteligentes sino los más PERSEVERANTES, los que no se rinden y siguen intentándolo una y otra vez.

 La historia de los triunfadores esta plagada de intentos fallidos de los que obtuvieron experiencia y aprendizaje para volver a intentarlo. La historia de los triunfadores esta escrita con FE en que ES POSIBLE lograrlo, aunque  se sufran varios fracasos en el proceso al aprendizaje.

E-Mail:
Suscripcion Desuscripcion
E-Mail: