Share |
 
INICIO - CONTACTO - [PSICOIDEAS] - RECURSOS - EXPERIENCIA - SERVICIOS - CURSOS - ENLACES - PREGUNTAS



Bolet�n con informaci�n Mensual sobre la Pratica, el Coaching de Vida
y la Construccion de una Practica Privada


¿Te sientes satisfecho con la intimidad con tu pareja?

Boletin # 109
Innumerables parejas sufren problemas en su relación íntima en silencio. Son muchísimos los casos de personas donde alguno de los dos o ambos, tienen un desempeño sexual que les resulta insatisfactorio, pero no se atreven a hablar de eso directamente y simplemente siguen viviendo así, acumulando enojo, coraje y rencor por esto.
 Este disgusto almacenado se trasluce muchas veces en agresividad y maltrato de algún tipo, (físico, verbal, económico, etc.) hacia el otro. Entonces, las parejas podemos caer en un círculo vicioso cuyo inicio, si es que podemos llamarlo así, pudiera puntuarse desde cualquier lugar. Puede ser que porque hay una mala relación social entre ellos, me refiero con esto a que alguno de los dos o ambos, se comporta rudo o grosero con el otro, este no desee tener relaciones sexuales con él o ella. O, tal vez le grite a su compañero al pedirle las cosas, tal vez lo descalifique ante los demás, aunque no sea de mala manera, cada vez que el otro dice algo.  Consecuentemente, la persona que se siente agredida, tiende a poner una distancia y alejarse. Lo último que desea es tener intimidad con alguien que siente que lo ofende y lastima. A la vez, al no tener relaciones sexuales, al rechazar la intimidad con su pareja, éste se siente más frustrado y enojado aun y aumenta su maltrato hacia el primero. 
Eventos como éstos suelen, no solo causar enojo y conflictos entre las parejas, sino también bajar tremendamente el deseo y desempeño sexual  de las personas. 
Así, sin darse cuenta, pueden quedar atrapados en un patrón de relación muy destructivo que puede llegar a amenazar la salud física y emocional de uno o ambos  o, incluso, llevarlos a terminar definitivamente la relación.
En muchas ocasiones, las parejas se quejan una y otra vez de cosas como:”Mi esposa me rechaza en la intimidad” o “ Mi marido no quiere acercarse a mí. Me siento rechazada”. Reclamos como éstos suelen venir seguidos de respuestas del tipo: “Como quiere que yo desee acercarme en la noche si toda la mañana me criticó y peleό conmigo”. 
 Las relaciones intimas, la calidad de la vida sexual entre las personas, suelen ser parte y, muchas veces, consecuencia de la manera como se dan las relaciones sociales, el trato que se dan el uno al otro en la cotidianidad.  Cuando alguno de los miembros tiene problemas con la impulsividad. Si bajo condiciones de estrés, que pueden venir de cualquier lado: el trabajo, los hijos, la familia de origen, etc., no es capaz de manejar adecuadamente sus emociones. Si no sabe como tranquilizarse a sí mismo. Si no es capaz de reconocer su propio estado de ánimo y hacer algo con lo que le está pasando, tal vez avisarle al otro, decirle algo como; “discúlpame he tenido un disgusto muy grande y me siento muy alterado e irritable”, de modo que el otro pueda hacer el esfuerzo de tener un poco mas de paciencia y prudencia en su trato. O, darse permiso de alejarse un rato, estar a solas, distraerse en otra cosa, pensar en otros temas, relajarse escuchando música suave, haciendo respiraciones profundas,  rezando, haciendo ejercicios físicos  o algo más que le ayude a serenarse y poder tratar bien a su pareja, evitando así desquitar su enojo o frustración con ella. Si los miembros de la pareja no procuran empatizar más con los sentimientos de la otra persona, si no hacen el esfuerzo de ser más sensibles y ponerse en los zapatos del otro, la calidad de su relación irá mermándose cada vez mas y su insatisfacción irá en aumento.
El romanticismo, la intimidad se construyen todo el día. No nada más al cerrarse la puerta de la alcoba. 
Las parejas más satisfechas con su relación íntima, las que se sienten más plenas en ella, suelen ser también las más atentas, amables, cariñosas y empáticas con sus compañeros.

E-Mail:
Suscripcion Desuscripcion
E-Mail: